El dilema entre hacer dedo o no.

En esta entrada queremos hacer una especial mención a toda esa gente que siempre se ha planteado en un viaje de estas características como es hacer ciclo turismo alrededor del mundo, el dilema moral de aceptar que un coche te lleve durante un periodo de tiempo si surge la oportunidad, tienes la necesidad o te lo ofrecen.

Como bien sabemos, muchos son los cicloturistas que se niegan rotundamente a hacer algo semejante puesto que aseguran que va en contra de sus principios y que es algo que no se ve con muy buenos ojos en este mundillo.

Para nosotros, “novatos” en esto del cicloturismo, al principio esta idea ni nos rondaba la cabeza. Pero un día como otro cualquiera, debido a ciertas circunstancias que haremos mención en otra entrada a la que dedicaremos más contenido, se nos planteó la oportunidad de hacer unos pocos kilómetros en un auto que se ofreció. Dada nuestra inexperiencia en este aspecto nuestra primera reacción fue asentir con la cabeza y aceptar que nos llevaran.

Después de esto, hablando con otros cicloturistas nos dimos cuenta de que era un tópico dentro de este maravilloso entorno, que eran muchos los que en un principio se negaban a hacerlo pero también muchos los que aceptan de buen grado sin ningún tipo de miramiento.

 

Dicho esto, creo que fue en este preciso momento donde fuimos conscientes y nos paramos a pensar cual era verdaderamente nuestra opinión al respecto.

Así que para nosotros, esto de hacer dedo -aun que no sea de manera habitual- no es para nada ruin. Lo primero y más importante de todo, es que es un viaje de pleno disfrute y todas las experiencias nuevas son bienvenidas. El simple hecho de viajar con gente nueva te da pie a conocer a esas personas y siempre puede darse el caso de que sea alguien con quien tenías –sí o sí- que juntarte en el camino. Es la mejor manera para compartir culturas, también para poder desplazarte y seguir tu camino si has tenido algún tipo de percance que te lo impide.

Por otro lado, somos conscientes de que en un viaje en bicicleta casi siempre se puede prescindir de otro transporte que no sea la bici, pero al fin y al cabo es un viaje en el que lo primordial es disfrutar, compartir experiencias y qué mejor manera de hacerlo que conociendo gente.

Déjanos un comentario.
2017-08-15T21:02:22+00:00